cabecera
indice completoIndice por letrasCanciones en wordOtras paginasLibro de visitasForoMidispostales
 

UNA LUZ NOS DIJO

Una luz nos dijo estando ciegos
para verme yo te he de enseñar,
si tú tienes, deja que otros tengan
y mi voz con tu alma seguirás.

A la voz siguieron pues los hombres
por influjo de algo sin igual,
ese influjo era la Palabra
que guardaba toda la verdad.

Sed iguales a los niños,
dejad todo y ven a mí.
Si Dios de la hormiga cuida
cómo no ha de cuidar de ti.

Y así vieron todos la grandeza
que esa luz divina iluminó,
y al lugar que estaba entre las tinieblas,
en aurora blanca se tornó.

No olvidéis hermanos de mi tierra
lo que nos dejó dicho al marchar:
"No temáis que nunca estaréis solos
y algún día os vendré a buscar".

En plenitud de vida y de sendero
dio el paso hacia la muerte, porque el quiso;
mirad de par en par el paraíso
abierto por la fuerza de un cordero.

Vinagre y sed, la boca apenas gime
y al golpe de los clavos y la lanza
un mar de sangre fluye, inunda
avanza por tierra, mar y cielo y nos redime.

Ablándate madero, tronco abrupto
de duro corazón y fibra inerte;
doblegaste a este paso y a esta muerte
que cuelga en tus ramas como fruto.

Tú solo entre los árboles, crecido
para tender a Cristo en tu regazo;
tú el arca que nos salva, tú el abrazo de Dios
con los verdugos del ungido.

Al Dios de los designios de la historia
que es Padre, Hijo y Espíritu,
alabanza, al que en su cruz devuelve la esperanza
de toda salvación, honor y gloria.

 

 
 
Última actualización: 21/05/13
Webmaster: Elena Navntoft
Buenos Aires, Argentina